¿Sabias quién inventó el bolígrafo o esfero?

Boligrafo cali

El bolígrafo es un instrumento de escritura también denominado en español como puntabola, pluma esferográfica, lapicera, esfero, birome, plumero, esferógrafo o pluma.

Se trata de un elemento muy popular en el mundo entero, que se caracteriza por poseer una bola de acero o wolframio, la cual a medida que se desliza por el papel va dosificando la tinta contenida en el tubo, tal cual el sistema de los desodorantes “roll on”. Esta punta puede ser de punto fino, de punto mediano o diamante.
El ascendiente del bolígrafo fue la pluma, los escritores en épocas pasadas se cansaron del cuidado especial que esta requería, además los escritos no siempre quedaban bien presentados pues cada vez que mojaban la pluma en el tintero obtenían diferentes cantidades de tinta lo que provocaba manchas y desigualdad, incluso textos ininteligibles.

INVENCIÓN DEL BOLÍGRAFO

El bolígrafo o esfero fue inventado por Lazlo Biro en el año 1938. Lazlo, cansado del tiempo y cuidado que la utilización de la pluma requería, decidió usar la lapicera, un elemento con tinta aceitosa al cual añadió una esférica en el extremo, así obtuvo una escritura limpia con secado rápido sobre el papel.

Lazlo Biro se estableció en Argentina, en dónde rápidamente se extendió el uso del bolígrafo. Luego, el Barón Francés Marcel Bich, le compró la patente, y en breves años se inició la industrialización del bolígrafo, como un elemento que podían obtener personas de todas las clases sociales, a un precio muy razonable. Lo denominó “Bic”.

El armazón de un lapicero o bolígrafo suele constar de un tubo plástico o de metal en donde se almacena la tinta, con una pequeña esfera en el extremo que regula la salida de la tinta de manera fluida y constante. Este armazón puede constar de dos partes (base + armazón) o de una sola, con un mecanismo que saca o retrae la punta con el fin de protegerla de golpes y evitar que esta pinte los bolsillos o las manos. El lapicero, bolígrafo o esfero se ha convertido en una herramienta de escritura universal, a precio regularmente muy bajo.

Hoy en día los bolígrafos han evolucionado mucho llegando a conocerse incluso bolígrafos con varias minas, con tintas de todos los colores y en diferentes estéticas y tamaños. Un bolígrafo simple de trabajo puede tener un precio mínimo como también pueden encontrarse bolígrafos caros, hermosos y con mucha clase, enchapados en oro, plata e incrustaciones de piedras preciosas.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*